Un compromiso múltiple: cuidar y valorar las vías de distribución

0
237

San Luis Agua ejecuta diariamente tareas de intervención en los acueductos y canales de la provincia, en virtud de subsanar averías y reclamos de los usuarios. Sin embargo, muchas de las reparaciones no serían necesarias si hubiera colaboración por parte de quienes intervienen, afectando con su accionar al normal servicio.
La sociedad del Estado diariamente realiza salidas de comisión a los puntos más remotos de la provincia, atendiendo a requerimientos de los usuarios y detectando averías en los recorridos usuales de cuadrilla. En ocasiones, se registran defectos por razones lógicas como la fatiga de materiales y otras cuestiones técnicas. En otras, es la mano anónima de un accionar que perjudica en gran medida a la buena administración del recurso y a los usuarios.
De acuerdo a lo detectado por las cuadrillas y personal técnico de San Luis Agua, en muchas ocasiones y en zonas puntuales, ocurren casos de manipulación de llaves de paso en acueductos, como rotura intencional de líneas, robo de agua y luminarias, vandalismo y taponamientos en los sistemas de canales. Todas esas intervenciones perjudican fuertemente a los usuarios de los sistemas de distribución y atentan contra el buen uso del recurso.
San Luis Agua dispone de toda una infraestructura y trabajo mancomunado de áreas que confluyen en disponer sus recursos para subsanar cualquier anomalía en los puntos de demanda. Todo este accionar implica un gran esfuerzo económico para la provincia, que es referente en materia de acervo hídrico y de presencia institucional en las zonas más alejadas. Dan cuenta de ello las reuniones con productores, usuarios, cooperativas y consorcios, con quienes se mantiene un diálogo y presencia fluidos, lo cual es siempre necesario a la hora de coordinar acciones de mejora.
En este sentido, se solicita a usuarios y comunidad en general, hacer uso responsable de la infraestructura sin dañarla, ya que son elementos dispuestos para el uso y beneficio de dichos destinatarios. De esta manera, la sociedad estatal puede abocarse al mantenimiento de los sistemas de distribución, optimizando la compleja tarea de brindar agua cruda a toda la provincia, tarea cuya democratización y alcance se disparó desde la década del ´80 hasta la fecha.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here